miércoles, 19 de junio de 2013

Aero The Acrobat: furries clase media

Iguana Entertainment si que sabe manejar proporciones...
Principios de los años 90, los 16 bits hacian arder los ojos de los viciados de consolas, compus y arcades que comenzaban su segunda época dorada. Sega se hacia renombrada gracias a su nueva y original mascota, el cuerpoespín (?) azul, Sonic. Su idea desató un boom de mascotas animales antropoamórficas (si, amórficas, para mas información googleen Bubsy) entre varias empresas third party que querian probar suerte volviendose conocidas mediante la formula, cada una con la misma base pero un estilo distinto. En esta entrada trataremos sobre una de ellas. Bizarro, atrevido, rústico, hablo de Aero the Acrobat.
Aero:...siento como si me observaran todo el tiempo.

Creado por la difunta Iguana Entertainment y publicado por Sunsoft en 1993 para la SNES y la Sega Genesis, el primer juego de la serie nos ponia en la piel del murciélago acróbata Aero (Acro-bat...se entiende) quien trabaja en un circo que se encuentra en peligro a causa de que un malvado payaso-demonio llamado Edgar Ektor intenta cerrarlo embrujándolo para espantar al público. Aero, la actual estrella del circo, tiene en sus manos la salvación del mismo. Como si fuera poco, Aero debe enfrentar también a otro enemigo, un cazarrecompenzas contratado por el Miliki maligno llamado Zero, la ardilla kamikaze (hay que fumarse para sacar de todos los animales karatecas posibles...a una ardilla). Historia un poco extravagante (contextualmente) para un juego de la época.
Yendo al gameplay, el juego es un plataformero común al menos en los aspectos donde Aero camina, corre y salta. Lo que lo hace resaltar son las acrobacias que hacen honor al nombre del murciélago rojo, pulsando el botón de salto nuevamente al estar en el aire, Aero puede hacer una acrobacia en espiral diagonalmente hacia arriba. Además se puede valer de varios objetos de circo como un cañon, trampolines y demás cosas. Y es aqui donde el punto debil del juego se hace presente, la mayoria de los actos se centran en lugares tematizados similares a circos, parques de diversiones y demás, volviendolo un tanto monótono respecto a escenarios a pesar de la variedad de objetos interactivos del juego. Esto le dio reviews que fueron de lo regular a lo bueno, pero su ligero éxito le valio dos secuelas de las cuales hablaré a continuación, además de un relanzamiento en la Game Boy Advance en el año 2002 (desarrollado esta vez por Atomic Planet entertainment y publicado por Metro 3D) y luego en la consola virtual de la Wii en 2010 (la versión de SNES).
Moraleja de las portadas: no todo es mejor en 3D (Telefono para Earthworm Jim).

La secuela, contrario al refran, fue mejor de lo que se esperaba. Aero the Acrobat 2 fue lanzado con poco más de un año de diferencia de su predecesor, al igual que este, para la SNES y la Sega Genesis. En esta secuela se ve un cambio drástico en lo que respecta a ambiente y gráfica del juego. Aero ha vuelto a su hogar (un rústico castillo) luego de su primer aventura, solo para que más tarde tanto este como muchos otros lugares terminen invadidos por los plin-plines lacayos de Ektor quien planea una venganza a aún mayor escala contra el murciélago esta vez aliado con un cientifico chapado del marote llamado Doctor (dotor) Dis, recibido en ciencias de clonación en la UBA.
Aero: ¡pucha, pise un chicle con mis zapatos nuevos!
En gameplay, el juego mejora varios aspectos de su precuela. Por empezar ahora Aero puede hacer acrobacias en más de una dirección aparte de arriba, deslizarse y hasta romper ciertas estructuras haciendo sus piruetas.
Los gráficos ahora son mucho más fluidos y los ambientes más diversos, ahora podemos encontrar desde una fortaleza nevada, hasta una disco (aunque algunos tracks se repiten en ciertos niveles). Los jefes, si bien pocos, son dificiles y requieren ciertas estrategias aumentando el reto del juego. Aparte de esto se añadieron los bonus donde podemos obtener puntos o vidas extras mediante un juego de vasos (la mano más rapida que la vista) y también habitaciones secretas donde podemos encontrar cajas que nos dan puntos vitales infinitamente al golpearlas.

El juego iba a ser readaptado para la GBA en 2003 al igual que el primero, pero la misma adaptación fue cancelada; de todos modos esto no impidio que llegara en 2010 a la consola virtual de la Wii.
Como dato curioso el juego, en su primer lanzamiento, fue dedicado al corredor brasilero Ayrton Senna que murió en un accidente de un Grand Prix tiempo antes de su lanzamiento.
No tenian presupuesto para la máscara.

Finalmente, también en 1994, la serie de Aero tendria su ultimo juego que es más bien un spin-off. Zero the Kamikaze Squirrel, como lo implica el nombre, tiene por protagonista a una ardilla ninja de nombre Zero, quien fue rival de Aero en el primer juego. En este juego, Zero debe detener a un malvado leñador franchute llamado Jaques Le Sheets quien intenta convertir los arboles del bosque hogar del roedor en papel para billetes. Zero se embarca a la aventura para detenerlo sin saber que una amenaza mayor relacionada a Aero le espera. No spoileare más nada, pero en si el juego al ser un spin-off de la serie principal de Aero tiene varias referencias a la misma, además de cerrar algunas cosas que quedan abiertas a la explicación en el segundo juego, la más obvia es la de la ausencia del propio Zero en el Aero the Acrobat 2, los acontecimientos de ambos juegos tienen lugar paralelamente al mismo tiempo.

En gameplay, el juego es como un juego de Aero (por los enemigos y el entorno) pero a la vez sin él. Zero derrota a sus adversarios con golpes, shurikens y otras técnicas de artes marciales y ninjutsu, y si bien no tiene habilidades de vuelo como el murciélago, puede escalar paredes mediante piruetas y patadas.
El juego fue lanzado para SNES y Sega Genesis al igual que todos sus predecesores, con los mismos desarrolladores y publicadores. Como el Aero 2, también tuvo planes para ser adaptado a la GBA en 2003 pero el proyecto fue cancelado. Años más tarde apareceria en la consola virtual de Wii junto a sus predecesores en el 2010.
El juego es bueno...pero la campaña publicitaria dejo sin apetito a más de uno.

Si bien cada juego tuvo dos versiones, su servidor siempre recomienda las versiones de Genesis (y no solo lo digo yo, las versiones de SNES no fueron las más elogiadas por los críticos).
Aero gozó de un relativo éxito durante la década de los 90 y si bién fue creado por Iguana Entertainment, los garcas de Sunsoft fueron quienes lo adoptaron como mascota irónicamente, hasta que su utilidad cesó.
Tal vez no tan aclamado como otros, la actitud rústica de Aero, su estilo de querer hacerse el tenebroso y su bizarrismo (especialmente cuando pierde sus vidas por distintos obstaculos que acaban con el, por ejemplo, estampado contra la pantalla) es algo que junto a un buen gameplay y gráficos pulidos (especialmente en el segundo juego, el mejor a mi perspectiva) hacen de Aero un personaje querible en una saga memorable que entretiene un buen rato a aquel que busca un reto plataformero ingenioso pero simpático.

1 comentario:

  1. Al fin encuentro este juego, lo jugaban los mayores en un videoclub cerca de mi casa, yo solo conocía el mario bross jaja

    ResponderEliminar