viernes, 5 de julio de 2013

Astro Boy Omega Factor: el legado de Tezuka en tu bolsillo


¡Yo jamás creceré!

Esta vez hablare de algo que tiene cierta relación con el anime, las series animadas japonesas como se puede obviar. Esta entrada será dedicada a un juego basado en la inmortal franquicia de Tetsuwan Atom (o Astro Boy como se lo conoce alrededor del mundo) creada por el legendario Osamu Tezuka. Si no conoces al menos minimamente esta serie, es porque o no estás en el tema del anime o probablemente no sepas mucho, pero esta serie es, junto a otras como Dragon Ball, de los más grandes exponentes de la animación japonesa. Si bien Astro Boy ha tenido varias adaptaciones a juegos que han ido desde lo bueno hasta lo banal, hoy nos enfocaremos en una en especial que es, a mi opinión, la mejor que ha tenido: Astro Boy Omega Factor.



Los primeros años del nuevo milenio pasaban volando. Argentina empezaba a salir del oscuro quilombo economico del 2001 que forzó a las consolas a ser vendidas al triple de su precio, la tragedia gamer que azotaba al pais solo parecia ser sanada por los emuladores y roms cuyos links se expandian como cucarachas a travéz de Taringa, Emudesc y otros foros de juegos hispanoablantes.
En otro contexto, la nueva serie de Tetsuwan Atom (Astro Boy) que habia comenzado su emisión en 2003 en la tierra del sol naciente llegaba a nuestro país un año más tarde bajo la lamentable censura que forzaba la
afortunadamente difunta cadena dictatorial del opus-dei que todos alguna vez conocimos como 4kids. Para
sacarle más lucro a la nueva serie, ese mismo año los capos nipones de Treasure (a quienes algún dia les dedicare una entrada) compraron los derechos para adaptarla a un fichin, y el resultado no pudo ser mejor. Con Sega y Hitmaker como sus publicadores, Astro Boy: Tetsuwan Atom - Atom Heart no Himitsu, literalmente traducido como Astro Boy: El Sorprendente Atom - el secreto del corazón atómico (*toma aire de nuevo*) salió a la venta en Japón en Diciembre de 2003 para la Game Boy Advance llegando atierras occidentales un año más tarde bajo el afortunadamente resumido nombre de Astro Boy: Omega Factor.
La elegante introducción de nivel.

La premisa básica de la historia en el juego nos pone en la piel del joven Astro quien recién activado es introducido al Doctor Ochanomizu (Dr. O'shay) y su asistente Chiyoko, ellos le cuentan como fue creado y como es su cuerpo por dentro. Luego de un pequeño tutorial sobre el gameplay, Astro tiene delante de él multiples amenazas a la humanidad que se van presentando conforme avanzan los capitulos en el juego desenvolviendo la trama hacia un conflicto con un arma de destrucción masiva conocida como Death Mask.
Si bien el juego fue lanzado para promocionar tambien lo que es la serie del 2003 del pinocho robot e incluso toma elementos de la misma (como el diseño), la historia del juego es totalmente propia y distinta a la de esta serie, haciendolo brillar por si mismo incluso más que esta, y es que aparte de no tener censura, la historia cuenta con elementos de otras versiones de Astro y varias otras series del universo del autor Osamu Tezuka, asi a lo largo de la historia nos encontramos con varios personajes célebres creador por el dios del manga como lo pueden ser Jetter Mars (Jet Marte), Ambassador Magma (Coronel Magma), Sharaku y el doctor Blackjack entre otros que ayudarán (o perjudicarán en algunos casos) a Astro en su aventura.
AMMA FAERENG MAH LAZOR!!

Como plataformero/Beat'em up el juego tiene los obvios comandos de los pares de su género: caminar, saltar y golpear. Lo distintivo de Astro es que cuenta con ciertas habilidades que son marca registrada del personaje por excelencia, estas son: un disparo laser, un cañon de rayos enorme y dos metralletas que salen de su espalda; aunque si bien en el modo facil son inagotables, en los demás modos la cantidad de puntos de poder que tiene astro para usarlas es limitada y puede obtener más venciendo enemigos. Aparte de esto también cuenta con sus propulsores de cohetes que tienen una barra de energía que se agota a cada segundo que Astro los usa (salvo en los escenarios donde vuela permanentemente) esto le ayuda a alcanzar lugares a los que no se puede llegar solamente saltando.


¡Los swagfags atacan!

Las animaciones del juego, tanto durante el juego como en las cutscenes, fueron muy bien pulidas, son fluidas y demuestran un nivel de expresión y vida que se puede apreciar en pocos juegos de la Game Boy Advance.
La música y los sonidos también son de lo mejor, encajan bien en cada situación donde se las presentan, haciendo que a veces (al menos en mi caso) dejara las cutscenes detenidas por un momento solo para escuchar algunas de las hermosas piezas musicales compuestas por los genios de Treasure y Hitmaker.

Entre los elementos extras que se pueden encontrar estan la posibilidad de seleccionar niveles (una vez llegada cierta altura en el juego), algunos aumentos en los status (ataque, defensa, etcétera) de Astro que pueden ser logrados hablando a algunos de los NPCs entre quienes se encuentran varios de los invitados de Tezuka que comenté. A los personajes en general también se les ha dedicado un espacio especial, ya que en el menú tenemos una mini-enciclopedia de personajes donde se nos muestran las animaciones, expresiones y datos personales biográficos de cada uno de ellos (incluyendo de que continuidades vienen) teniendo que encontrarlos a todos para poder completarla, esto aparte de ayudar a la historia le da un buen valor de replay value a esta joyita portatil.
Astro en la enciclopedia biográfica del juego.

Tal vez el único punto negativo a resaltar es que al tener que repetir algunos niveles para completar el juego este se hace un poco repetitivo, aunque los enemigos y obstaculos impuestos por cada misión varian asi que esto seria cuestionable, otro factor que se resaltaria es un pequeño delay del framerate ocasional en la versión japonesa del fichín.

Como dato curioso final, el juego fue incluido en 2010 como uno de los títulos enlistados en el libro de "1001 videogames you should play before you die" (literalmente, 1001 fichines que tenes que viciar antes de estirar la pata).
En conclusión, Astro Boy Omega Factor mezcla elementos en todas sus categorías, desde factores argumentales, géneros de juegos (idea marca registrada de Treasure) hasta personajes de los distintos mundos de Tezuka convirtiéndolo, probablemente, en el mejor exponente de los juegos 2D del niño robot más querido de la historia del anime.

No hay comentarios:

Publicar un comentario