martes, 23 de diciembre de 2014

Tiny Toons Adventures: Que linda es mi canción…chiptuneada.

Portada de la versión europea.
Hola de nuevo, lectores, y bienvenidos a aquellos que (tal vez) están leyendo por primera vez. Esta vez siguiendo con los reviews de juegos sigue en mi lista uno de mis favoritos de la infancia. Tal vez no tan afamado en las consolas pero seguro más de uno de la generación noventera como yo los conoce de la televisión, los sucesores bizarros de los Looney Tunes, estoy hablando de los Tiny Toons, más específicamente de Tiny Toons Adventures: Buster’s hidden treasure.
Título.
1993, mientras Nintendo y Sega sacaban la artillería pesada en la etapa más significativa de su guerra, las empresas third-party intercambiaban bandos una y otra vez entre ambos y tal vez una que otra consola que una década después quedarían en el olvido. Una de ellas fue Konami, la cual bajo licencia de la Warner Bros. , desarrolló varios juegos basados en sus franquicias noventeras más resonantes del momento en la tele tales como Los Animaniacs, Pinky y Cerebro y los Tiny Toons. Luego de lanzar algunos juegos de estos simpáticos y bizarros animalitos en otras plataformas, llegó el turno de la Sega Genesis, fue así como en Febrero de dicho año salió a la venta (primero en América) Tiny Toons Adventures: Buster’s hidden treasure. Cabe aclarar que la serie de juegos de Tiny Toons adventures es ENORME, contando con aproximadamente 18 juegos, la mayoría desarrollados por Konami, pero este es el único que tuve oportunidad de jugar en aquel entonces y además no puedo ocupar tantas entradas del blog en una serie tan grande, asi que, comenzaré.
La historia comienza.
El juego nos pone en los zapatos del prota Buster Bunny, que se lanza a perseguir al pibe millonario Montana Max quien le robó un mapa del tesoro. En el camino enfrentará a varios de sus amigos que son controlados mentalmente por Gene Splicer y otros villanos los cuales sirven en su mayoría como jefes del juego.
La pantalla de password nos permite comenzar el juego desde donde lo
dejamos, un punto a favor tomando en cuenta su longitud.
Respecto al gameplay, el juego es un típico plataformero de la época casi replicando a Sonic, comenzamos en un mapa donde podemos elegir los niveles a gusto siempre que los hayamos completado/desbloqueado. Dentro de los niveles, Buster puede moverse en dos direcciones y saltar, haciendo esto sobre sus enemigos le ayuda a derrotarlos, además puede barrerse pulsando abajo y salto con lo cual también puede vencer otros enemigos, especialmente aquellos que son inmunes a los saltos. Luego de andar en una misma dirección por un tiempo, buster puede correr a gran velocidad lo que ayuda a saltar grandes distancias y atravesar precipicios largos, aunque algunos obstáculos como latas pueden hacerlo tropezar. Buster cuenta con 3 hit points en forma de clásicos corazones por cada vida que tiene, al perderlos pierde una vida extra y regresa al mapa, en caso de perder las vidas, los continues también son limitados, la capacidad de hit points de Buster puede aumentarse hasta 5 con los items de campana y recuperarlos en caso de haberlos perdido con items de corazón, todos los items salvo las zanahorias (equivalentes a la “moneda” de turno para las vidas extra en el juego) se encuentran en burbujas flotantes. El nivel finaliza cuando Buster logra encontrar a Gogo Dodo y al contacto este abre un portal por el que el prota se mete y aparece una cuenta del puntaje total sacado en el nivel.
Maneniendo pulsado el direccional de abajo y de los lados a la vez, Buster
puede andar agachado y asi pasar por lugares estrechos.
Buster también puede trepar paredes similar a como lo haría Mighty
el Armadillo en Knuckles Chaotix un año más tarde.
También se puede acceder a niveles bonus mediante portales especiales donde Buster simplemente debe agarrar todos los items que pueda encontrar antes de tocar uno de los multiples Gogo Dodos que lo llevarán de vuelta al nivel regular.
Pantalla de mapa, los puntos en amarillo indican los niveles completados.
La gráfica del juego es sencilla pero con detalle sobresaliente para su época y coloridos al típico estilo de la caricatura. Los niveles son variados con diversos ambientes desde un bosque hasta una cueva como es costumbre en el género, si bien toma ciertas cosas de Sonic, este se enfoca más en el plataformeo más que la velocidad, algunos niveles son laberinticos y te tomará un tiempo descubrir las salidas pero por suerte no hay límite de tiempo. Los jefes también requieren estrategias bien pensadas aunque una vez que se memorizen sus patrones se volverán relativamente fáciles.
La música es buena, no es exactamente algo que fueras a escuchar fuera del juego (de hecho la mayoría son remasterizaciones de los temas de la serie adaptados al soundchip de la Genesis), pero se adapta bien a la temática de los niveles y el estilo infantil del juego.
Pelea contra un jefe.
El juego dura unas horas y es una buena opción si es que no podés invitar amigos a jugar (es solo para un jugador, su único defecto notorio). Si sos un nostálgico curioso de la serie o solo buscas algún plataformero bueno para pasar el rato, Tiny Toons Adventures es el juego ideal.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Flicky: Las habitaciones infinitas.

Flyer Japonés de la versión de Arcade.

Buenas a todos mis lectores (se que si fuera una sala sobrarían casi todos los asientos :v pero los quiero), soy el redactor Dynamo otra vez acá con una reseña, esta vez si, dedicada a un videojuego, el juego del que hablaré hoy es uno que tal vez conozcan, si son fans acérrimos de Sonic el erizo desde sus inicios en los 90 como moi, el nombre en el título tal vez les diga bastante. Chiquitín, cabezón y azul (se nota que a Sonic Team le gustaba ese color) ¡hoy hablare sobre Flicky!
 
Flyer Arcade de la versión Americana.

Portada de la versión de Mega Drive/Genesis.
1984, contexto del que ya he hablado en otras entradas así que, para ahorrarme palabras, les invito a buscar reseñas bajo la etiqueta del mismo año (u otros próximos al mismo) en este blog. Muchas empresas de aquel entonces apostaban a las maquinitas de salón, Konami fue un buen ejemplo (para más info vean las entradas de Battle City y Warp Man), pero esta vez toca hablar de un juego de la (por aquel entonces) joven Sega. Diseñado por Yoji Ishii, Flicky apareció ese año en los salones de arcade nipones.

Título de la versión de Arcade.

Título de la versión de PC-88.

Título de la versión de Sharp X1, similar al anterior pero con leves diferencias.

Título de la versión de SG-1000.

Título de la versión de Genesis.
Como todo juego de principios de los 80, la premisa argumental de Flicky era sencilla pero daba como resultado un gameplay original, divertido y adictivo. En el juego, personificamos a un pajarito cabezón (algo así como Tweety pero teñido de azul (?)) que debe recorrer un nivel que loopea horizontalmente de forma infinita con varios pisos entre los cuales saltar en los que debemos recoger pichones y llevarlos en fila hasta una especie de puerta automática para ponerlos a salvo de unos gatos e iguanas que sirven de antagonistas en el juego.

Versión de Arcade.

Versión de SG-1000.

Versión de PC-88.

Versión de Sharp-X1 que raramente incluye algunas bizarras estadísticas.

Versión de Genesis, como pueden apreciar,
los niveles cambian de esctructura constantemente.
Como todo plataformero de aquel entonces, tenemos el movimiento normal en dos direcciones (derecha e izquierda) y una única acción básica, saltar. Al tocar a cada poyuelo este automáticamente nos sigue, la idea es llevarlos al lugar donde estén a salvo sin que nos agarren los enemigos mencionados, cabe aclarar que entre más poyuelos llevemos a la vez a la puerta, más puntuación obtendremos, asi como una bonificación por tiempo, pero si un enemigo alcanza la fila mientras huimos de él, algunos de los poyuelos se soltarán y debemos volver por ellos. Para no hacer las cosas tán agobiantes para la pobre Flicky, hay variedad de objetos solidos con los cuales podemos tirarles a los enemigos para que desaparezcan, esto se hace sencillamente corriendo justo delante del objeto y soltándolo en la dirección que Flicky esté mirando con solo saltar, eso sí, los enemigos respawnean en unos segundos asi que es mejor apurarse. El nivel se completa cuando todos los poyuelos estén dentro de la puerta. Cada dos niveles existe también un nivel bonus donde los gatos lanzan a los poyuelos con un sube-y-baja en determinados patrones y Flicky debe atraparlos con una red. Esto aparte de puntaje nos da, como algunos supondrán, un bonus extra si los agarramos a todos.
Un dato curioso es que el total de niveles en Flicky es de 48 pero a medida que vayamos terminando los 48 niveles, el juego repetirá esos mismos niveles (aunque seguirá desde el 49) pero esta vez incluirá al enemigo iguana en todos ellos aparte de los gatos, esto sigue haciéndose hasta el 256 donde reinicia desde como el juego era antes, luego de 48 niveles se nos da la posibilidad de continuar o dejarlo antes de que este loop suceda.
  El juego salió ese mismo año para la compu SG-1000 de Sega para regocijo de quienes querían el lujo de jugarlo en sus casas. En 1985 este fue adaptado a PC-88 y Sharp X1, en 1986 llegó a la MSX y la FM-7 de Fujitsu, y su versión definitiva apareció en 1991 para la Sega Genesis, que fue adaptado a Windows en 2010, distribuido por el sistema OnLive.
Aunque Flicky no tuvo secuelas, se ha ganado su inclusión en varios compilados de Sega como Sonic Mega Collection.
El nivel bonus en la versión de Arcade.

La versión de Genesis incluye una breve introducción al gameplay
antes de comenzar.
Además la raza de pajaros de Flicky (que pasó a tener dicho nombre) ha tenido varias apariciones en muchos otros juegos de Sega, principalmente en los juegos de Sonic donde generalmente se encuentran entre los animales liberados de los robots de Eggman cuando Sonic los destruye.  Sus apariciones más icónicas son en Sonic 3D Blast, el primer plataformero 3D de Sonic que combinaba dicha jugabilidad con la de Flicky, la aventura de Sonic en este juego transcurre en la isla de los pajaritos y debe liberarlos de las máquinas en las que los encerró el Mostachón (el Dr. Eggman para quienes no están familiarizados con los doblajes latinos) y llevarlos a un ring gigante para ir progresando por la zona; y en Sonic Adventure donde Amy debe proteger a una Flicky con una Chaos emerald de las manos de un robot cazador enviado por Eggman a recuperarla. Otros juegos donde los Flickys han aparecido y/o sido aludidos son: Flashpoint, Bioxeed, Teddy Boy, Shenmue II y Gunstar Super Heroes.

Los Flickies como aparecen en Sonic 3D Blast.

El Flyer de Arcade Japonés de Flicky en el juego Shenmue II.

Nivel donde debemos recoger poyuelos y llevarlos a una puerta a salvo
en el Gunstar Super Heroes, obvia referencia a Flicky con algunas
ligeras variantes.
Flicky es un desafío plataformero ideal para cualquier jugador casual que busca un reto bueno pero que no esté a la altura de torturas como Ghost ‘n’ Goblins, con la única limitación de que solo un jugador puede participar en él. Como siempre, recomiendo la versión de Genesis.


viernes, 28 de noviembre de 2014

Reportaje Especial - Expo Classic Gaming 4: Tras bambalinas.

¡Saludos a todos mis (Quizá no tan >_>) humildes lectores! Soy el editor Dynamo otra vez, luego de muchos contratiempos personales pude volver a dedicarme al blog y esta vez regreso con una nota que debía hace mucho, si, hablo de la cuarta edición de la Expo Classic Gaming a la que afortunadamente pude asistir (y estoy en poco de confirmar si puedo ir a la quinta) el 14 de Septiembre pasado (si, lamento el retrazo), sin más preámbulos, comenzaré esta pequeña reseña especial a la expo.

Me preparaba con mi cosplay de Shadow el erizo solo para saber que los chicos con los que iba a hacer team faltarían porque se enfermaron (soy de tener esa clase de suerte) pero eso no derribó mis ánimos, y desde las profundidades sureñas del conurbano bonaerense llegué al Hotel Las Naciones donde se realizó la exposición organizada por el señor Skeletor (cariñosamente) que esta vez, aunque algunos de mis amigos no estuvieron presentes, me tuvo preparadas algunas sorpresas agradables entre las que nombraré a continuación.
 
Stickers originales, juegos, Game & Watch y curiosidades varias.

Artesanías pixeladas del stand de Gamer Craft.



Nuevamente, Icatec no faltó a la fiesta, con una MSX (esta vez con el
Hyper Rally, no mucho de mi gusto realmente) y el Pong.


Videojuegos y figuras varias de Calabozo del Androide (con un dueño
buena onda a diferencia del universo de la gente amarilla).


Laberinto PS Games dando un toque moderno a la expo retro con el
Pro Evolution Soccer nuevo de la PS4.

El stand de Abrakadabra nuevamente con sus anotadoras.

El stand de Sonic Fans Argentina, nuevamente con varias cosillas del erizo
más famoso del mundo, algunas en exposición y otras a la venta,
tampoco faltaron los torneos de carreras del Sonic 3.


Nuevamente el stand de Game Box Design el cual esta vez incorporó
otras cosas de merchandising al igual que un nuevo torneo de Smash Bros.
del cual participé.


Los Bitpix de Pixelados nuevamente presentes.



Videogamers una vez más con merchandising variado y un torneo de
Mario Kart 64.


PlayNoMore aún con su irónico nombre pero con un logo mejorado volvió
con  juegos de todas generaciones y para todos los gustos.

El stand de Cueva Arcade con su curioso merchandising, que incluye
cuchas para gatos hechas de carcasas recicladas de monitores CRT,
el ingenio criollo puesto en acción otra vez.




Una propuesta bizarramente original, Risteing Pirate Gamer, un stand
donde pude jugar toda clase de juegos bizarros pirateados para la Sega
Genesis y la Family de la colección personal del Capitán Risteing,
quien también hizo un pequeño Stand-Up de anécdotas con juegos
de dudosa procedencia que más de uno nos hemos cruzado en la infancia,
también tiene su canal de Youtube con reviews de los mismos
(bajo el mismo nombre del stand), por si les interesa.


Algo más de merchandising del stand de Zero games.



Maquinas flippers y arcade de Fliperama nuevamente en exposición para
viciar un rato.


Lamparas y veladores de finísimo detalle por el stand de X-Plosion Arts.



Algunos juegos y accesorios a la venta en el stand principal de la Expo Classic Gaming,
algunos de los cuales fueron subastados en el evento.



SNES y PS2 free to play cortesía de Arqueología Digital.
Como fé de erratas debo mencionar el stand que exponía un proyecto de Oculus Rift el cual no pude probar, pero les deseo lo mejor y tan pronto sea la próxima expo, me acercare a echar un vistazo.
Y así concluye esta entrada dedicada a la expo, enseguida volveré con las reseñas de videojuegos así que estén atentos, será hasta que nuestros modos historia vuelvan a cruzarse, lectores.