domingo, 13 de diciembre de 2015

Sonic Pocket Adventure: El primer croquis de Sonic Generations.

Cover de la caja del juego.
Buenos días (¿o noches?) lectores, y bienvenidos a otra reseña dedicada exclusivamente a un videojuego. Hoy hablaré, como dice el nombre, de un juego de la famosa mascota de Sega, pero, como es costumbre del blog, uno no muy famoso pero no por eso menos bueno que el resto. Veloz, agil y pequeño, hoy toca tratar a Sonic Pocket Adventure.
Título.
1999, Sega parecía tenerlas todas para entrar al nuevo milenio con la imbatible Dreamcast y su arma principal, Sonic Adventure, aunque con algunos bugs, se había vuelto el juego del año poniendo a la consola de Service Games en el segundo lugar de las más vendidas, tan solo detrás de la Play Station 1. Sin embargo, Sega no quería dejar el mercado de las consolas portátiles de lado, pero no habían creado nada similar desde la Nomad hace ya varios años, y el presupuesto actual no era el mejor para tomar semejante riesgo, no mientras se recuperaban de la estrepitosa caída de la Saturn, así que decidieron dar el primero de los que serían muchos pasos como desarrollador third-party en otra consola portátil, aunque si bien la Game Boy Color estaba arrazando en dicho mercado, Sega preservaba aún su orgullo y no se entregaría a una consola de su más acérrimo rival, asi que optaron por la única alternativa lanzada mundialmente, la Neo Geo Pocket Color, fue con esta idea en mente que se realizó Sonic Pocket Adventure.
Introducción de acto, totalmente original y única del juego.
El juego es, como la buena mayoría de los Sonic clásicos, un plataformero 2D de gran velocidad en 8-bits. Una vez más el erizo azul se aventura en varios lugares de su mundo para ponerle la traba a los planes siniestros del Dotor Ivo Julián “Eggman” Robotnik (alias: Mostachón) de dominarlo con su armada de robots.
El menú.
A lo largo de 7 niveles, como de costumbre, Sonic deberá avanzar a toda velocidad mientras derrota enemigos y esquiva obstáculos hasta llegar a la meta y enfrentarse al jefe de cada nivel, generalmente Eggman en alguno de sus artilugios. Como es típico también, Sonic debe buscar las 7 Chaos Emeralds para poder transformarse en Super Sonic y llegar al verdadero nivel final, en este juego, el método es el mismo que en Sonic 1, llegar a la meta con 50 Rings o más, saltar al ring gigante y así Sonic entrará a los niveles especiales (que usan la misma mecánica que los de Sonic 2) donde debe juntar una determinada cantidad de Rings por cada esmeralda, entre más esmeraldas tenga, más complicados se volverán. Pero el juego no termina ahí, también existen imágenes exclusivas cuyas piezas (en forma de rombos dorados)  deben ser encontradas en todos y cada uno de los actos de cada nivel del juego (salvo el verdadero nivel final), lo que le da un toque de exploración y un poco más de replay value para el modo individual junto al infaltable Time Attack, también cuenta con un modo de 2 jugadores (siendo Tails el segundo) por conexión de 2 consolas Neo Geo Pocket Color que, a su vez, tiene dos modos de competencia: carrera a la meta y juntar más rings que el rival.
Varios enemigos regresan de otros juegos.
Si bién el juego está en 8-bits, su gráfica es por mucho superior a la de los juegos de Game Gear, muy fluida, colorida y atractiva. Los diseños de niveles (pero no su forma) y la banda sonora son reciclados de los de juegos de Sega Génesis (en el caso de los niveles se les cambio un poquito el nombre), pero las máquinas que Mostachón usa como jefes son todas nuevas.
Atravezando la línea de meta, agarrar el anillo es esencial para obtener las esmeraldas.
Como datos curiosos, el juego usa gráficos combinados del estilo moderno y el clásico: Sonic, Tails, Knuckles y Eggman, por ejemplo, si bien usan gráficas similares a sus sprites clásicos, tienen partes de sus diseños modernos de Adventure, como las pupilas de colores; y el título, si bién recicla su diseño de Sonic 3, tiene a Sonic con su diseño moderno en el mismo. El juego, además, fue el primer y (hasta la fecha) único juego de Sonic en recibir una calificación perfecta (10/10) por IGN (nada muy relevante en realidad). Una versión beta del juego incluye también una pequeña pero genial cinemática de apertura que fue descartada, posiblemente por falta de espacio en el cartucho, pueden verla en este link. El juego fue desarrollado por un equipo de SNK del cuál, en parte, se tomarían miembros junto a otros ex-empleados de Capcom (irónicamente) para crear Dimps, el estudio interno de Sega responsable del desarrollo de la buena mayoría de los juegos de Sonic para consolas portátiles.
Los special stages tienen su diseño reciclado de los de Sonic 2.
Si buscás un plataformero de alta velocidad y gráficos viejitos que te entretenga un buen rato con o solo sos un complecionista de la mascota velocista de Sega en busca de algo “nuevo” o tal vez te interesa introducirte al catálogo de fichines de la consola de bolsillo de SNK, Sonic Pocket Adventure  es la entrega ideal para viciar.
"¡Dale flaco, move los dedos!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario