jueves, 18 de febrero de 2016

High Seas Havoc: La foca con agallas.

Portada americana de High Seas Havoc.
Portada spooky australiana, posiblemente inspirada en la dificultad.
Buenas a todos mis queridos lectores, soy su redactor Dynamo y les traigo esta vez otra entrada común sobre otro pequeño clásico entretenido pero infravalorado. Valiente y atrevido pero gracioso, hoy nos embarcamos en la gran aventura de High Seas Havoc.
Portada Japonesa haciendole contrapeso a la australiana.
Portada Europea mostrando su dichosa
costumbre de voltear las portadas originales.
1993, mientras la Genesis estaba en su auge gracias al éxito de la nueva mascota de Sega, Sonic, muchas empresas se prendían a la onda de la mascotita animal antropomórfica en busca de una porción del éxito. Al igual que muchos otros mencionados en reseñas anteriores como Konami (Sparkster) y Sunsoft (Aero The Acrobat), Data East no se quedó afuera. La empresa de los hitazos bizarros de Arcade probó suerte con una foca antropomórfica (si, foca) llamada Havoc /Lang en Japón) y en 1993, lanzaron su primer y único juego protagónico, High Seas Havoc, conocido como Captain Lang en Japón y Cap’n Havoc en Europa y el resto de las regiones no americanas, como dato curioso, en esta última se removió el primer nivel, Cape Sealph, por razones desconocidas, pero es accesible mediante hackeo.
Introducción a la historia del juego.
La historia no es nada de otro mundo, Havoc y su hermano pequeño, Tide, son un par de focas piratas que surcan el mar protegiéndolo de la amenaza del temible capitán Bernaldo desde Cape Sealph. Un día, ambos encuentran a una chica inconsciente en la playa arrastrada por las corrientes. Luego de asistirla, la chica despierta y se presenta como Bridget, ella comenta poseer un mapa para encontrar una poderosa gema llamada Emeralda, capáz de darle poderes inimaginables a quien la posea, y que, por dicha razón, Bernaldo busca. Bridget logró escapar de él con dicho mapa y le pide ayuda al valiente prota para ocultar el mapa y protegerla, a lo cual Havoc no se niega. Pero al poco tiempo, uno de los secuaces de Bernaldo los encuentra y rapta a la flaquita y a Tide llevándolos a la guarida de su capitán, por lo que Havoc se lanza a su rescate.

Título.
El gameplay, como todo plataformero de mascotas es bastante sencillo, Havoc puede moverse a los lados, saltar (con lo que también destruye enemigos) y agacharse. Además de eso, la foca marinera también puede dar patadas aéreas pulsando el mismo botón de salto en el aire, con lo cual puede hacer trabajo fácil de algunos enemigos aéreos que no puede aplastar saltando porque no les alcanza; también puede rodar mientras está agachado pulsando los direccionales de donde quiere rodar. Al igual que la mayoría de los plataformeros de este tipo, la moneda de turno en este juego son unas gemas chiquitas color amarillo las cuales, al sumar 100, le otorgan una vida extra al jugador. Los items especiales (en este caso dentro de cofres) incluyen joyería que aumenta la cantidad de gemas por 50 unidades; las botas que permiten a Havoc ir más rápido y la carne o el pollo que recuperan su barra de vida, no es necesario aclarar que esta disminuye cuando Havoc impacta contra enemigos sin saltar, y si la misma es totalmente vaciada, el jugador pierde una vida. La dificultad es progresiva pero algunos niveles y segmentos son una tortura y los jefes son un desafío (ok, el primero no), por suerte existen varios checkpoints (esferas que se trasladan sobre un eje ovalado) por cada acto (generalmente dos) de cada nivel y los continues son infinitos, aunque claro, se inicia desde el principio del acto en que el jugador perdió todas las vidas, pero es mejor a tener que comerse todo el juego de nuevo.
Animación de inicio de nivel.
La gráfica es uno de los puntos fuertes del juego junto al mencionado en el párrafo anterior, tanto los personajes como el entorno son muy coloridos y detallados. Havoc es muy expresivo y tiene decenas de animaciones, la forma en la que le dieron esa expresividad lo hace agradable para el jugador, de yapa, si Havoc cae en algunas trampas, dará rienda suelta a hilarantes animaciones como  aparecer aplanado cuando lo aplasta un canto rodado, ser chamuscado por bombas o sufrir filtraciones en sus pantalones luego de ser pinchado.
El nivel de inicio es sencillo y situado en la naturaleza
como de costumbre en estos juegos.
La música es quizá el punto flojo del juego, algunos temas son buenos, pero la mayoría son algo flojos, aunque se adaptan bien al ambiente y las situaciones. Tal vez su otro único defecto es que carezca de modo multi-jugador.
Los peligros y obstáculos en cada fase son distintos.
Havoc es un plataformero difícil a pesar de su adorable presentación, asi que, que no te tome por sorpresa, si buscás un reto plataformero para tu Genesis, este es el juego que necesitás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario